Apuñalaron a reportero del NORESTE en Papantla

Comparte

Alberto I. S., quien es reportero de editorial Noreste, fue trasladado a una clínica particular luego de haber sido atacado por sujetos desconocidos y despojado de un automóvil de la empresa, frente a la tienda Coppel ubicado en la zona centro.

Los violentos hechos se registraron poco después de la media noche, cuando la víctima se dirigía a su domicilio, fueron por lo menos cuatro sujetos los que abordaron al periodista cuando se encontraba detenido en el semáforo, esperando la luz verde del semáforo para continuar su marcha.

Fue agredido por sujetos no identificados en pleno centro de la ciudad, quienes lo apuñalaron en dos ocasiones, así mismo le robaron la unidad que traía a su cargo, la cual es un Nissan Tsuru.

Los sujetos se acercaron al ver que su conductor se encontraba distraído en su celular, en ese momento lo bajaron del auto y le pegaron tremenda tunda además de causarle lesiones con arma blanca, afortunadamente su estado de salud es reportado estable.

Del hecho tomó conocimiento personal de la Policía Ministerial, tras la entrevista en el nosocomio, los elementos se dieron a la tarea de localizar la unidad robada, se trata de un Nissan Tsuru de modelo atrasado con calcomanías de la empresa en mención.

La Fiscalía General del Estado ya inició una carpeta de investigación en torno a los hechos por lo que se espera que en las próximas horas localicen la unidad y detengan a los presuntos responsables.

Se logró saber que los hechos sucedieron cuando el periodista se dirigía a su domicilio por el bulevar Ruiz Cortines, a bordo de un vehículo propiedad de la empresa, y al tocarle la luz del semáforo en rojo, detuvo la marcha.

Continuó declarando el afectado que al detenerse le salieron dos sujetos y abrieron las puertas del carro y al estar arriba lo obligaron a que entregara sus pertenencias y este al oponerse fue apuñalado en dos ocasiones, para después bajarlo del auto y dejarlo abandonado a su suerte.

Como pudo el agraviado se dirigió al Hospital San José, donde ingresó de urgencias y hasta el cierre de esta edición; lo mantenían en observación médica, dándose a saber que las lesiones que sufrió no ponen en peligro su vida.

De los hechos ya tomó conocimiento personal de la fiscalía en turno, pero dicha autoridad guarda completo hermetismo en torno a lo que paso, así mismo se vieron agentes ministeriales investigando el hecho, mismos que indican que no hay muchas características de los individuos, por lo que hay poco que investigar.

Con información de Bernabé Vallejo / Agencia Multigráfica

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *