#Editorial: EL TUNEL SUMERGIDO, LO QUE ERA EL MAGNO PROYECTO PRIISTA EN VERACRUZ, INAUGURADO POR EL PANISMO

Comparte

En el sexenio de Miguel Alemán (1998-2004) nació la idea de construir un túnel sumergido entre la mancha urbana del puerto de Coatzacoalcos, pasar por debajo del río del mismo nombre y llegar a la congregación de Allende, reduciendo el uso de lanchas, transbordadores y el viejo puente conocido como Coatza Uno.

La idea era algo así como imitar a países como Estados Unidos, o el famoso eurotunel que une a Francia con Gran Bretaña. En Cuba también existe un puente similar, como seguramente en otras partes del mundo.

En ese entonces se hicieron concursos hasta en universidades para diseño arquitectónico de cómo debería ser los accesos de dicho túnel. El alcalde de Coatzacoalcos en ese entonces era Marcelo Montiel Montiel, en su primer periodo como presidente municipal del antiguo Puerto México.

Hubo muchas críticas, en muchos sentidos: se comentaba que dicho proyecto en realidad no tenía beneficio real alguno, porque la población de Villa Allende es poca; que los beneficiados serían familias porteñas de abolengo que ya estaban comprando terrenos en el territorio de dicha congregación; que el proyecto era inviable, entre otros señalamientos.

Pero el proyecto siguió y está a punto de terminarse.

No obstante, hay que se subrayar que pasó de largo todo el sexenio de Miguel Alemán y no se vio gran avance en la obra, aunque se debe comentar que hubo una primera fase de estudios previos que incluso tocaron temas arqueológicos, estudios de suelo, etc.

Entrando el gobierno de Fidel Herrera en el periodo 2004-2010, algo pasó que huele mucho a corrupción; y la construcción de dicha obra se fue retrasando por varios meses.

Sumado los dos sexenios, más el de Javier Duarte (que a cada rato daba fechas de terminación, pero nunca las concretizaba) el túnel de Coatzacoalcos lleva más de 15 años construyéndose, con muchos millones de pesos invertidos. A lo mejor no podría haber comparación, especialmente por lo cultural, pero el túnel de Francia a Inglaterra se construyó en apenas 6 años.

A lo largo de estos tres sexenios se podría decir que ninguno de los tres mandatarios priistas vio el proyecto como un legado para la posteridad; que esa magna obra sería la primera de su tipo en México y el gobernador que la inaugurara pasaría a la historia por lo visible de la obra.

Actualmente, según el secretario de Infraestructura y Obras Públicas, Julen Rementería, informó que el Túnel Sumergido lleva un avance del 96.3% y en corto tiempo podría estar al servicio de los veracruzanos.

Con tal avance, lo más seguro es que el ganón con la obra que iniciaron los sexenios priistas, pero que nunca quisieron terminar, será Miguel Ángel Yunes Linares, el panista, quien ni vela en el entierro tuvo en el proyecto, pero que seguramente capitalizará como una de las magnas obras de su bienio.

Y todo por robarse la lana, chingao.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *