AMLO Y SUS AÑORANZAS POR EL VIEJO RÉGIMEN

Comparte

+ Corrupto por otro corrupto.
+ Protestas en visita presidencial.
+ Coatza, dentro de las más peligrosas del mundo.

Digamos no a las cobijas asesinas. Si ves una cobija sospechosa, denúnciala ante Pancho Villa y sus polis de Xalapa.
–Chopenjawer

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en su discurso durante la visita al Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) del municipio de Zongolica este domingo, reconoció a dos directores de dicho instituto: Antonio Ortiz Mena y Jesús Reyes Heroles, como los mejores que ha habido en la institución.

Incluso a Ortiz Mena la reconoció haber sido secretario de Hacienda en dos periodos presidenciales; todo lo anterior sin ser médico ni economista. A Reyes Heroles de plano lo calificó como el mejor secretario de Educación Pública que ha existido en México “después de Vasconcelos” (¿sabrá que simpatizaba con el nazismo?).

Al parecer al presidente lo traiciona su genética priista.

Ortiz Mena fue secretario de Hacienda con Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz, ambos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Jesús Reyes Heroles es considerado el ideólogo por excelencia del mismo instituto político. De éste último, incluso enfatizó: “un estudioso que ha escrito más y mejor sobre el liberalismo en México”.

Y es que el presidente tiene razón al añorar esos tiempos del Desarrollo Estabilizador, cuando “la economía de México creció como nunca, a tasa de 6% y no hubo inflación y no hubo devaluación y no se endeudo el país; fue cuando se hicieron las grandes obras; la infraestructura de México”, según las propias palabras del mandatario.

AMLO se refiere a los tiempos de la economía mixta cuando coexistían el capitalismo y el socialismo en México. Un modelo que quizás no sea el adecuado en los nuevos tiempos de globalización, pero de eso saben más los economistas y estudiosos.

Sí, son perspectivas ideales las de AMLO para poner de ejemplos a Ortiz Mena y Reyes Heroles, pero era otro México: menos población, no había problemas de crimen organizado (al menos no en la intensidad de ahora), el régimen lo controlaba todo (ojo con esto) y el estado era prácticamente dueño de todo (también ojo).

Era la plenitud del priato que nació con el primer presidente civil de México (los anteriores habían sido militares): el veracruzano Miguel Alemán Valdés; y que continuó con otro jarocho: Adolfo Ruiz Cortines, recordado por sus políticas de austeridad y de combate a la corrupción que heredó de su paisano antecesor.

De hecho, a López Mateos le reconocen haber sido uno de los mejores presidentes de México, con una gran popularidad: creó el ISSSTE, el aguinaldo; se construyeron importantes museos como el de Antropología; nacionalizó la energía eléctrica y hasta tuvo la visita de John F. Kennedy.

Otras anécdotas cuentan que López Mateos se escapaba del Estado Mayor Presidencial para irse a chupar a bares de Cuernavaca.

La admiración de AMLO por Ortiz Mena y Reyes Heroles ya la ha manifestado en diversas ocasiones. En este sentido, el presidente mismo reconoce que ese priísmo no estaba tan errado en su manera de conducir el país y es por eso que en sus discursos siempre subraya que su lucha se enfoca en erradicar el neoliberalismo que inició en el gobierno de Miguel de la Madrid (1982-1988), cuando inicia con la venta y privatización de las primeras empresas paraestatales, mismo desmantelamiento que continuó en el régimen de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y Ernesto Zedillo (1994-2000). Ya de ahí, la historia conocida por todos.

AMLO se ve que añora ese viejo régimen, previo al neoliberalismo, pero la pregunta es ¿México podrá soportarlo otra vez?

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Antes de que hubiese una confusión, atajaron bien el mensaje de López Obrador referente a que “un gobernador corrupto sustituyó a otro gobernador corrupto”. Y como no dijo nombres y no vaya siendo que se preste a malas interpretaciones (y de paso no se nos vaya a sentir el gober Kuitlawa), pues de volada se pusieron a mover en redes y medios que el presidente se refería a Duarte de Ochoa y a Yunes Linares.

OTRA NOTA: Que ante la declaración que hiciera el director del hospital del IMSS Bienestar de Zongolica, en la que aseguró que en este municipio sólo se ha registrado la muerte de una paciente, los habitantes se molestaron y enardecieron. Debido a que personal de seguridad impedía el acceso de las personas al recinto en donde se llevaba a cabo la visita del Presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, los habitantes molestos tiraron las rejas metálicas e ingresaron al Hospital, pero en el interior policías estatales y elementos del Ejército Nacional –vestidos de civiles– replegaron a la turba para que ya no pasaran hasta donde se estaba el presidente.

LA ÚLTIMA PORQUE NO ES EL LUNES QUE ESPERABA: Un estudio de la corporación 24/7 Wall St., dedicada al análisis de riesgo globales, realizado con el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, en México, revela que Coatzacoalcos se encuentra en el número 26 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo. Tijuana y Acapulco se mencionan como las dos primeras; en el lugar 4 se encuentra Ciudad Victoria, Tamaulipas; le sigue Ciudad Juárez en el 5, Irapuato en el 6, Cancún en el lugar 13, Culiacán en el 16, Uruapan en el 18, Ciudad Obregón en el 20, Coatza en el 26, y otras como Celaya, Ensenada, Tepic, Reynosa y Chihuahua. La medición es de acuerdo al número de homicidios por cada 100 mil habitantes en 2018. Dicha encuesta la público este domingo el diario USA TODAY, allá en el gabacho.

@pablojair

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *