Crisis humanitaria. Emergencia financiera… pero en Salud salen dos y entran 5

Comparte

Ahora resulta que el incipiente Gobierno de Veracruz está sorprendido por la grave crisis financiera por la que atraviesa el estado, cuando es el mismo discurso oficial el que ha hablado de una crisis humanitaria en Veracruz.

Sí, al parecer en tierras jarochas padecemos problemas graves como en Siria, por la guerra civil; o Venezuela, debido a la grave escasez de medicamentos e insumos; o los haitianos que buscan asilo en EE.UU y acampan en Tijuana.

Lo que sí es que está creciendo un grave desempleo por la salida de cientos de burócratas a quienes les están pidiendo renuncia al cargo, así como de trabajadores del sector privado cuyas empresas están yendo a la quiebra por las deudas que contrajeron ante la falta de pagos por parte del Gobierno del Estado.

“Me gustaría decirles que todo está bien y que nos esperan años de bonanza pero no es así. Hablaré con la verdad aunque sea dolorosa”, dijo Yunes Linares este 12 de diciembre, a manera de consuelo.

Hay que decir que el Gobierno de la República ya parece haberse desentendido del tema, pues no se ve por ningún lado el hombro de la Federación entrando a respaldar a Veracruz en estos momentos tan necesarios. Siendo uno de lo estados que más aporta al presupuesto federal, tendría que tener -en teoría- una consideración especial.

“La Secretaria de Hacienda lo único que plantea es que contratemos más deuda, que los municipios se endeuden, para pagar el quebranto que Duarte dejó; de ninguna manera el gobernador Yunes endeudará a los Veracruzano para pagar lo que Javier Duarte se robó”, comentó Yunes Linares ante la prensa el 5 de noviembre.

Pero en su conferencia de prensa de hoy en Boca del Río, reculó tantito y dijo que sí se va a contratar un crédito (deuda, pues) a corto plazo, y que se pagará en 2018

Entre lo que destacó también en su mensaje de este lunes, es que para el mes de diciembre se necesitan 10 mil millones de pesos para poder pagar sueldos, aguinaldos, prestaciones, gasto corriente, pero el Gobierno de Veracruz únicamente cuenta con 3 mil millones de pesos, por lo que existe un déficit este año de 7 mil millones de pesos.

Otro dato relevante es que la nómina magisterial creció 45 por ciento cuando el número de alumnos creció tan solo un 3 por ciento.

Pero lo que más llama la atención es que, según fuentes al interior de la Secretaría de Salud, están llegando por montones vecinos del estado de Puebla para tomar control de las principales jefaturas y direcciones, pero que a su vez traen un exceso de personal. Que según el conteo que llevan, mientras están pidiendo la renuncia de dos empleados en cada área, llegan 5 más sin ser veracruzanos.

Y es que la tónica ya por todos conocidas en el arranque del actual gobierno ha sido la de “Quítate, porque ya llegué” sin tomar en cuenta la promesa de campaña del mismo Yunes Linares de que no habría despidos en contra del personal del Gobierno de Veracruz, muchos de los cuales no tienen que ver con las corruptelas del anterior gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Los casos ya están a la vista y ya es tema en el café.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *