Diego Luna NO fue el primer mexicano en Star Wars

Comparte

Los últimos días todos han hablado de lo buena que es Rogue One. Por la calidad de la historia, por las impresionantes imágenes y, sobre todo, porque hay un mexicano como estelar.

Diego Luna le da vida a Cassian Andor, capitán de la Alianza Rebelde que forma parte del equipo que está encargado de robar los planos de la Estrella de la Muerte.

Y todos han celebrado que Diego es el primer mexicano en llegar a la saga de Star Wars, pero te tenemos una mala noticia: esto es mentira.

Diego Luna no ha sido el primer compatriota en actuar en estas películas, ese nombramiento en realidad le corresponde a la actriz Verónica Segura.

Pero, ¿quién es Verónica Segura?

Verónica es una escritora y actriz mexicana nacida en la Ciudad de México pero radicada en Estados Unidos. Estudió Artes Dramáticas en la Universidad de Texas.

Uno de sus papeles más importantes fue en la película Star Wars Episode II: Atack of the Clones, del año 2002. En ella le dio vida a Cordé, una doncella señuelo de la Senadora Padmé Amidala de Naboo.

Cordé tiene una fugaz participación en El Ataque de los Clones, pues muere al inicio de la película. Aunque su participación es muy pequeña, Cordé tiene gran importancia en la película pues le salvó la vida a Padme.

Verónica Segura ha participado en otras películas como Recién cazado, Bandido y Dame tu cuerpo; y en programas televisivos como Lo que la gente cuenta, Lo que callamos las mujeres, Los Sánchez y Pobre rico pobre.

Otra “mexicana”

Aunque por las venas de Lupita Nyong’o no corre sangre 100% mexicana, la actriz keniana-mexicana también se une a la lista de compatriotas que han estado acompañados de la Fuerza en alguna película de Star Wars.

Ella le dio vida a Maz Kanata en Star Wars Episodio VII: El despertar de la fuerza.

Lo que cabe resaltar es que si bien Diego Luna no fue el primer mexicano en una película de Star Wars, nos ha enseñado que si luchas por tus sueños y te esfuerzas, puedes llegar tan lejos como te lo propongas. Quién hubiera imaginado que ese niño gordito de las telenovelas, acabaría rodeándose de sables de luz y naves espaciales.

Con información de Canal44.com

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *