“HICE LO QUE PUDE; HICE LO QUE TENÍA QUÉ HACER Y TENGO MI LANA”

Comparte

Es el karma de la toma de palacio, bitch
–Chopenjawer

Es el año de 1997. Son los tiempos del gobernador Patricio Chirinos, quien para entonces tenía como secretario de Gobierno a Miguel Ángel Yunes Linares, hoy mandamás en Veracruz.

Hablamos de los tiempos del priato absoluto, que ordenaba, mandaba, disponía de todo. No había redes sociales, ni celulares. Tampoco cámaras digitales. El periodismo era artesanal, analógico, rudimentario. El PRI, como dice el monero Rafael Barajas “El Fisgón” en el libro “El Sexenio Se Me Hace Chiquito”, era prácticamente dueño del estadio, del balón, del público.

Siendo el segundo de a bordo en el gobierno y con todas las ansias de destacar para ser el próximo candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz (sabía que sonaba fuerte Don Miguel Alemán Velasco como candidato invencible, con el que prácticamente no podía competir), Yunes Linares decidió en ese entonces convertirse en presidente del PRI en Veracruz para dirigir las elecciones municipales y de ahí saltar a la candidatura a la gubernatura.

Pero se dio entonces lo que sería por muchos años la gran debacle del tricolor en Veracruz, cuando perdió la mayoría de las alcaldías en la entidad, teniendo en ese entonces un gran avance el PRD y el PAN, que ganaron varios municipios importantes.

El último día de Yunes como presidente del PRI en Veracruz, hizo todavía un gran evento, una despedida casi faraónica para salir “dignamente” de la sede del partido en medio de una valla metálica, con su fiel escudero Jaime Téllez Marié al frente; las mujeres (muchas admiradoras enamoradas de sus ojos verdes y porte sirio) le gritaban “¡Licenciado, muchas gracias por su liderazgo! ¡Lo vamos a extrañar!”.

Y así entre besos y abrazos, Yunes se despidió del PRI anunciando que en esos momentos se dirigía la Ciudad de México como para hacerse el importante político todavía necesario para ese sistema tan arcaico que estaba comenzando a morir.

Pero no: unas cuadras más adelante lo esperaba otra camioneta, más o menos a la altura de los lavaderos de la avenida Ruiz Cortines, para dirigirse a su mansión en El Estero.

Antes de subir, cegado por el coraje, espetó: “¡Que chinguen a su madre! ¡Hice lo que pude! ¡Yo ya hice lo que tenía qué hacer y tengo mi lana!”…

Queda un mes del gobierno yunerasta… ¿Qué habrá dicho cuando perdió la elección su hijo? ¿O cuando de plano no pudo revertir la situación? ¿Que dirá ahora que salga del Gobierno? ¿Habrá hecho lo que pudo, lo que tenía qué hacer? ¿Hará otro evento faraónico para despedirse? Pero sobre todo, ¿hizo más lana?…

Queda un mes y horas para el gobierno yunerasta… Se acabó.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que la toma del Palacio Legislativo no está basada en “supuestos”. El plan era que el gobierno de Cascarita donara a los ayuntamientos de Veracruz y Boca del Río (su zona de influencia, donde gobierna actualmente uno de sus hijos) el parque Cri-Cri, el auditorio Benito Juárez y la Casa Agustín Lara. Según la fuente, la creación del municipio 213 estuvo fuera de la jugada, pues es sólo una tomada de pelo; comentan en MORENA que se trata de al menos 40 dictámenes entre los que destacan la municipalización de delegaciones de Tránsito, remate de unidades de Seguridad Pública supuestamente “chatarras”, entre otras lindezas… Como bien dice el maestro Fontana: “es el Añito de Miguel… pero Hidalgo…”

OTRA NOTA: Hace dos años exactamente se cumplía la toma del Palacio de Gobierno por parte de las huestes de Yunes Linares; lo anterior, en tiempos del interinato de Flavino Ríos Alvarado. En ese entonces convirtieron la sede del Poder Ejecutivo en posada al puro estilo de los porros; llevaron tacos e impidieron a empleados de gobierno a que entraran a laborar. Hoy se repite la historia y le dieron cucharada de su propio chocolate los diputados y simpatizantes de MORENA, quienes tomaron la sede del Poder Legislativo. Hasta el cierre de esta edición, estaba latente un desalojo por parte de la Policía del Estado, pues apagaron las luces de toda la zona, el Congreso del Estado y las calles alrededor. Lo anterior también le pica, quiera o no, el orgullo a Cascarita: le están haciendo lo mismo que hizo cuando era gobernador electo.

OTRA NOTA EXTRA PARA EL REFRI: Que se habla de un fraude que se está cocinando en la Secretaría de Finanzas. Según versiones, personal de dicha dependencia estaría llenando formatos de última hora de unas becas inexistentes con instituciones educativas con fecha de abril de 2017, con el único fin de cuadrar el desmadre que traen en las cuentas. Es decir, se inventaron unas becas de última hora con recursos públicos, pero estarían por investigar a dichas escuelas que se prestaron a dicho engaño para ver si realmente matricularon a los presuntos beneficiarios. De no ser así, podrían fincárseles responsabilidades penales como desvíos de recursos y hasta el retiro del Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios.

LA ÚLTIMA PORQUE NO HE PODIDO VER DAREDEVIL NI LA PELÍCULA FRANCESA ERÓTICA ESA: Que en las próximas horas estaría arribando a territorio jarocho la dirigente nacional de MORENA, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, donde tendría una reunión con la militancia en Boca del Río. Es probable también que en una de esas se traslade a Xalapa, para apoyar la protesta que mantienen sus simpatizantes en los alrededores del Congreso del Estado.

@pablojair

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *