CUANDO EL GRUNGE MURIÓ

Hace 23 años, en un canal donde pasaban videos musicales las 24 horas y que se llamaba MTV (sí, es el mismo de ahora, pero no con la porquería de programación que pasan ahora), hubo una noticia que impactó a los adolescentes de entonces: Kurt Cobain se había suicidado de un escopetazo en la barbilla y fue encontrado en su casa en Seattle.

Fallecía entonces uno de los grandes íconos del rock. Uno más del club de los 27. El último de los grandes rebeldes que a su vez dio comprensión a muchos que en ese entonces pululábamos entre caguamas tomadas a escondidas, fumábamos Alitas, sacábamos la lira para tocarla con la palomilla hasta altas horas de la madrugada, y escribíamos a escondidas porque no todos comprendían tus ideas y forma de ver el mundo.

Cobain era un inadaptado al mundo, aunque yo creo que más bien el mundo no estaba adaptado para Kurt… y muchos nos sentíamos así.

Y no, no había redes sociales, ni celulares para andarle contando a propios y extraños cómo nos sentíamos con dibujitos lelos. Era una realidad muy diferente a la de ahora: yo creo que más real y sin tanto mamaseo virtual.

Recuerdo que en ese entonces quien más resintió la muerte de Cobain fue mi broder Armando Preciado (sí, aquí guardo tus llaves, no ‘tes chingando), pues era quien más estaba sumergido en las letras de Cobain. También me acuerdo que entre las noticias posteriores a la muerte de Kurt, se hablaba de que Michael Stipe, su compadre, le había propuesto tener relaciones homosexuales; y que Eddie Vedder, sumido en la tristeza, estaba pensando seriamente en disolver Pearl Jam.

SEATTLE, WA – APRIL 10: Fans of Seattle-based grunge rock star Kurt Cobain burn a poster bearing his photograph and reading “I Love You” during a vigil in his memory 10 April 1994 at the Seattle Center, WA. Cobain, lead singer of the group Nirvana, was found dead 08 April of a self-inflicted shotgun wound to the head. He was 27. About 5,000 fans attended the vigil. (Photo credit should read THERESE FRARE/AFP/Getty Images)

Tampoco puedo negar que como buen villamelón secundariano, a Nirvana -la emblemática agrupación- la conocí por el amigo Aroche que en la secundaria me roló el cassette de “Nevermind”, que se convirtió en un álbum de culto para la posteridad. De ahí, era inevitable no escuchar la desgarradora voz de Kurt Cobain y sus riffs descompuestos, poderosos, de una guitarra próxima a sufrir la tortura de estrellarse varias veces contra el piso. Era inconfundible los solos de bajo (no sé mucho de música ¿se le dice así?) de Chris Novoselic tan lúgubres o tan animosos; o la ruidosa bataca de un Dave Grohl que hoy conocen como el vocalista de Foo Fighters.

Nirvana creció y maduró, tal como sus fanáticos lo hicimos. Vimos pasar videos como “Heart Shaped Box”, con todo el estilo plástico-visual de Cobain, o escuchar completo el “In Utero”… Recuerdo que precisamente por la falta de internet, pocos sabíamos que existía un disco llamado “Incesticide”, y pasó desapercibido para nuestras mentes.

Cuando revivió Nirvana e hizo sentir nuevamente su poder, fue al realizar aquel solemne Unplugged que se convirtió en otra expresión artística de culto; era como un funeral jarocho, alegre, picarón, con velas y motivos púrpuras, a veces luces rojizas; un Cobain tranquilo, un Novoselic juguetón, un Grohl apaciguado. Aquella grabación en Nueva York nos dejó un Nirvana distinto, el acústico, el creativo, el Cobain que se equivoca en “Pennyroyal Tea”, el desconocido Pat Smears con una guitarra tricolor; la intervención de músicos invitados y los Meat Puppets, ídolos de Kurt. El cierre con el blues de Leadbelly muy al estilo alternativo: “My girl, my girl, don’t lie to me / Tell me where did you sleep last night?”.

Hoy hace 23 años, mi hermana y yo estábamos estupefactos viendo las noticias de MTV (sí, millenials, “emtivi” tenía noticiero) haciendo la cobertura del suicidio de Kurt Cobain. Ahí se veían a los grungeros “seatlenses” llorando a moco tendido por la gran pérdida, mientras millones, del otro lado del cristal, guardábamos minutos de silencio sepulcral: había muerto Kurt Cobain y no precisamente por un pasón. Los fanáticos de la conspiración incluso dicen que su vieja Courtney Love lo mandó matar.

Kurt no sólo era el frontman de Nirvana. Fue el último líder de una Generación X muy vigente, con una conciencia más clara y menos pegada al celular. Fue un portavoz de quienes se sentían desdichados, incomprendidos. Los freakys, los nerds, los sabelotodos, los poetas malditos, los bohemios de las esquinas, los rockeros que viajaron desde los 70 hasta los 90 porque el glam ochentero sólo aputangó al rocanrol.

Se extraña a Kurt. Como nos hace falta en tiempos del muro de Trump. Se nos fue hace 23 años, cuando apestábamos a espíritu adolescente.

ColumnaSinNombre: Y QUE LE BROTA LO INTOLERANTE Y REPRESOR

Cuando Javier Duarte de Ochoa, a través de los guarros policiacos del entonces secre de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, reprimieron a los pensionados que reclamaban sus pagos atrasados el 23 de diciembre de 2015, la opinión pública en general reprobó los actos del prófugo gobernador, aunque la culpa (por institucionalidad y a manera de “salvar” a su jefe) se la echó el entonces secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado.

En ese momento, una de las críticas más constantes era el porqué enviaron a la fuerza pública a desalojar una protesta de jubilados, quienes además de tener una causa justa, estaban realizando una manifestación pacífica sobre la avenida Enríquez (la principal de Xalapa) para presionar a las autoridades a resolver el problema.

Contrario a lo que hizo Duarte con los pensionados, éste nunca mandó a desalojar a grupos de choque como los 400 Pueblos y sus denigrantes espectáculos de bailarines, o a las huestes cardenistas del nefasto Antonio Luna o las alimañas como Antorcha Campesina (que les da por tomar pueblos a su antojo con toda impunidad); tampoco usó la fuerza pública en momentos de verdadero caos vial en la capital veracruzana, la cual era tomada por grupúsculos con intereses políticos y económicos muy particulares.

A veces las protestas eran tan irrisorias, que un puñado de “manifestantes” de no más de 10 personas, enarbolando una bandera campesina o magisterial, cerraban las principales arterias de la capital veracruzana y así permanecían durante horas.

Es decir, a Duarte se le señaló con índice de fuego que nunca tuviera el criterio ni la determinación para usar la fuerza pública en casos realmente necesarios, y que por el contrario permitiera que la capital fuese rehén de manifestaciones a veces sin sentido. Lo peor fue que mandó a la policía a una protesta que sí tenía una causa justa en el caso de los jubilados, y desde ahí el gobernador acentuó más el repudio popular que ya cargaba.

Este lunes, habitantes de Soledad Atzompa llegaron a Xalapa para realizar una protesta en la Plaza Lerdo. Algunos periodistas de la capital ya estaban enterados de que dichos manifestantes venían en camino, pero al parecer los que no sabían nada ni estaban preparados, fueron los del Palacio de Gobierno.

Una vez instalados en la Plaza, expresaron diversas demandas y consignas, entre las que destaca que Gobierno del Estado dejará de pagarles a los policías de su municipio. Al no haber eco (y ante la inoperancia de los encargados de política interna) decidieron cerrar la avenida Enríquez… y ahí comenzó el despapaye.

El asunto es que Soledad Atzompa no es sólo un pueblo más para ignorar: se trata de uno de los más pobres del país y se ubica en la sierra de Zongolica, también de alta marginación. Es uno de los municipios con más carencias y sus peticiones han sido constantes, pero siempre son ignorados. Ahí están los registros periodísticos de cuántas veces han venido a solicitar apoyos a Xalapa, o de las veces en que van caravanas de gobierno a esa zona, pero su situación de pobreza extrema no cambia.


Protesta de habitantes de Soledad Atzompa en 2015

¿Y cuál fue la respuesta? Pues con esa obsesión que tiene el señor gobernador de no permitir que nadie le tome el Palacio o le cierre Xalapa, mandaron a la fuerza pública para desalojarlos y también para despojarlos de los vehículos con los que habían venido a la capital veracruzana. La protesta apenas y duró una hora y tuvo como saldo un lesionado de la cabeza, quien intentaba que no se llevaran una camioneta en la grúa de Tránsito.

Hay voces que defienden el operativo policiaco (algunas son las mismas que crucificaron al Gobierno de Duarte por reprimir de manera estúpida a los pensionados) diciendo que es bueno que el “gober cascarita” no permita los bloqueos en la ciudad. Quizás es de lo poco bueno de la actual administración, pues no han habido cierre de calles, pero también les faltó oficio político para resolver un problema que podía haberse evitado y sin necesidad de usar a los granaderos.

¿Qué hubiese pasado, por ejemplo, si hubiesen sido nuevamente los pensionados? ¿O estudiantes? ¿O periodistas? ¿Será que Franco, el secretario de Gobierno, al igual que Flavino, se echará la culpa de la represión? ¿Aplicará la Ley del Garrote del mismo modo el gobernador en cada manifestación?

Claro que es indefendible que grupos políticos usen a la ciudad para afectar la vialidad y paso de terceros, pero antes del toletazo y el empellón se debería analizar si realmente es necesaria la violencia institucional, especialmente sí hay un contexto delicado como la histórica pobreza de Atzompa.

Pero ya se sabía de su naturaleza represora e intolerante… Ya se la están conociendo…

EPÍLOGO ONE: Ah, pero este lunes también protestaron los informadores políticos del Gobierno de Veracruz, quienes se quejaron que les deben tres meses de salario. Al parecer entonces, los famosos “orejas” tampoco están operando y la administración de Yunes Linares anda a ciegas.

EPILOGO TWO: ¿Cómo está eso de que en la Secretaría de Protección Civil están vendiendo los chalecos a los empleados de dicha dependencia? A 400 pesos, con el chance de darlos en dos pagos… ¡Ofertón!

EPÍLOGO THREE: Volvieron los lunes de manifestaciones: hubo en la Secretaría de Educación, en la Secretaría de Salud, en el Instituto de Pensiones del Estado, y tomaron los bachilleres COBAEV… ¿Y el gober?, literalmente charlando de mosquitos.

Fotos de RIGOBERTO SUÁREZ / Multigráfica
@pablojair

Rinde Cirque du Soleil homenaje a Soda Stereo y llega a México

La página oficial de “Séptimo Día” del Cirque du Soleil adelantó que el espectáculo basado en Soda Stereo llegará a tres ciudades de México para finales de 2017.

Este jueves, la página oficial de Séptimo Día del Cirque du Soleil adelantó que el espectáculo llegará a tres ciudades de México para finales de 2017.

La música y la poesía de Soda Stereo, se une con la magia circense. La música de la banda argentina que modernizó la escena pop rock latinoamericana en los ochenta inundará un mundo poblado por acróbatas para beneplácito de sus seguidores.

Después de los espectáculos inspirados en los Beatles y en Michael Jackson, la compañía canadiense estrenará el 9 de marzo en en Buenos Aires, su primer musical ambientado en un grupo en latinoamericano.

Por primera vez en un espectáculo del Cirque du Soleil habrá público de pie, en el escenario.

“Esa energía es la que queremos para el show”, señaló Chantal Tremblay, directora creativa de la compañía canadiense en videos oficiales en las redes sociales.

Después de Argentina, la gira continuará por Perú, Chile y Colombia. Los boletos para los shows en México saldrán a la venta próximamente.

A programarse

Fuente: PUBLÍMETRO

OIGAN… ¿Ya vieron el nuevo comercial de Los Pollos Hermanos en YouTube?

En abril se estrenará la tercera temporada de Better Call Saul. Y para promocionar su estreno, Netflix ha lanzado un anuncio de TV de Los Pollos Hermanos, el famoso restaurante de Gus Fring que conocimos en la serie original.

Por otro lado Better Call Saul es una ficción derivada de la ya mítica Breaking Bad y que tiene como protagonista a Saul Goodman, abogado del maestro de química transformado en narcotraficante.

Para la tercera temporada se ha prometido que el personaje de Gus Fring, un traficante de metanfetaminas que se asocia con Walter White en Breaking Bad, regresará al spin off.

Día de Reyes en COATEPEC

#puppets #marionetas #Coatepec #díadereyes

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

#tráfico #díadereyes #Coatepec #veracruz

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

#díadereyes #Coatepec #veracruz

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

Tómate la foto con los Reyes Chiquitos #díadereyes #Coatepec

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

#díadereyes #Coatepec #veracruz

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

Supermán vigila en #DíadeReyes #Coatepec

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

#díadereyes #Coatepec #veracruz

Una foto publicada por Pablo Jair Ortega (@pablojair) el

Ringo Starr, Kings of Leon, Juanes, Steve Vai y Bob Seger rinden tributo a los Eagles

Ringo Starr hace las debidas presentaciones de los músicos que rendirán tributo. Primero fueron los Kings of Leon tocando Take It Easy. Luego Juanes, con los guitarristas Steve Vai y Steuart Smith se echaron la emblemática Hotel California (3:40), les siguió Vince Gill con Peaceful Easy Feeling (7:23) y Bob Seger con Heartache Tonight (9:53).

El gran final fue ver a todo el elenco reunido para echar un palomazo con Life in the Fast Lane (12:50).

Lo anterior se realizó en la 39a entrega del Premio Kennedy, y estuvieron presentes las “águilas” sobrevivientes: Don Henley, Joe Walsh, Timothy B. Schmidt y recordaron al gran Glenn Frey en el John F. Kennedy Center for the Performing Arts en Washington, D.C.

Este diciembre de 2016 también se rindieron homenajes a James Taylor, Al Pacino, Mavis Staples y Martha Argerich.

Presentes el Presidente Barack Obama y la Primera Dama Michelle Obama.